jueves, 4 de diciembre de 2008

Valores sociales

La publicidad, ¿víctima o culpable?
Para comenzar vamos a definir valores sociales y publicidad. Llamamos valores sociales a aquellos criterios que rigen el comportamiento de los seres humanos. Y publicidad a la una técnica de comunicación masiva, destinada a difundir mensajes a través de los medios con el fin de persuadir la audiencia. Una vez aclarado estos dos conceptos podemos empezar a hablar de ellos.

Los valores sociales encuentran su máxima expresión en los códigos de comportamiento que cada sociedad se impone a partir de leyes, usos y costumbres aceptados por la generalidad.
La publicidad juega un papel cada día mas importante, como un instrumento capaz de estimular el consumo, pero también como una vía de transmisión de conceptos, valores y actitudes sociales.

Muchos de los anuncios publicitarios de diversas marcas o productos no respetan los valores sociales de igualdad. Como por ejemplo Bosh, Johnson & Johnson, etc. La publicidad, en su devenir histórico, revela los valores vigentes en una sociedad, a través de ella pueden analizarse los cambios en los estilos de vida, creencias y valores de las personas.

Una pregunta que nos deberiamos hacer referente a esto es: ¿Es la publicidad la modifica los valores sociales, o, por el contrario, es la sociedad la que modifica la publicidad?
La publicidad no es la causa de que la sociedad en la que vivimos sea de una u otra manera, sino que es el “reflejo” de los valores sociales que hoy día vencen como pautas a a seguir.

Para que un valor tenga algún sentido social y no sólo individual, debe ser compartido por un número significativo de personas.